Fallo judicial dejaría libre a acusado de torturar a su novia en Mérida

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El 15 de noviembre de 2018 inició el caso judicial, luego de que el acusado sometió a su novia, Andrea M.C.M., a golpes y torturas

Foto: Cuartoscuro/Archivo“Aquí la única culpable sería la Fiscalía por no integrar adecuadamente la carpeta de investigación”, consideró el defensorCompartir     

La defensa de Cristian Contreras Domínguez, preso por el presunto delito de feminicidio agravado en grado de tentativa, logró un amparo federal para reclasificar los delitos, lo que permitiría su libertad.

El 15 de noviembre de 2018 inició el caso judicial, luego de que el acusado sometió a su novia, Andrea M.C.M., a golpes y torturas.

Sin embargo, este giro en el caso judicial le permitiría al señalado recuperar su libertad este fin de semana, al modificar las medidas cautelares que le habían impuesto por estar acusado por tentativa de feminicidio.

La audiencia está programada para el próximo viernes, según revelaron a Notimex fuentes del Poder Judicial.

Las nuevas medidas cautelares que logró conseguir su defensa a través de un amparo federal no incluyen la prisión preventiva, pues ya sólo podría ser sentenciado por violencia familiar o por causar heridas que tardan más de 15 días en sanar, ambos considerados no graves.

La pena mínima por ambos delitos es de seis meses, y el joven lleva más de un año en reclusión, además de que es primodelincuente; esto, sumado a la reclasificación lograda por su defensa, le permitiría a Contreras Domínguez recuperar su libertad.

Los hechos ocurrieron en esta ciudad en noviembre del año pasado, e impactaron a nivel nacional pues el joven fue identificado como prácticamente de artes marciales, lo que luego fue negado por la defensa.

Su posible liberación tras la reclasificación de los delitos ha generado indignación entre grupos feministas, que lamentaron que los jueces “una vez más liberen a los agresores de las mujeres”, así como una ola de rechazo entre usuarios de redes sociales que viralizaron la noticia.

De acuerdo con la denuncia y el relato de los propios policías que acudieron al sitio de los hechos, la agresión habría sido brutal, pues no había un espacio en su cuerpo sin algún golpe.

Contreras Domínguez habría retenido por la fuerza a su víctima, e incluso la amarró para que no huyera. Le habría propinado golpes con el puño, arremetió a patadas contra ella y la atacó con un madero, según las declaraciones de la propia Andrea.

Durante el proceso, los fiscales sostuvieron que en el delito de feminicidio se presentan otras causales, como el derecho a una vida digna libre de violencia y de dignidad de la persona, que en este caso se vieron vulnerados.

Lo anterior, porque había antecedentes de que el ahora imputado la golpeaba, la sometía psicológicamente, la escupía, le rompía los celulares, era violento y celoso.

Tanto los fiscales adscritos como el asesor jurídico de la víctima, Pablo Enrique Hernández Herrera, y la asesora de Atención a Víctimas, argumentaron ante la juez que el imputado sí cometió hechos delictivos que podrían encuadrar en el delito de feminicidio en grado de tentativa.

Por ello la juez emitió auto de vinculación a proceso por el delito de feminicidio en grado de tentativa, pero ahora ese delito ya no se le imputará y podría obtener su libertad.

El abogado Luis Fernando Alpuche Ojeda, defensor de Contreras Domínguez, declaró que su cliente no es culpable, al menos no de feminicidio agravado en grado de tentativa, si acaso de lesiones que tardan en sanar más de 15 días.

“Aquí la única culpable sería la Fiscalía por no integrar adecuadamente la carpeta de investigación”, consideró el defensor.

“La orden del juez federal fue que se reponga el proceso, por lo cual la juez puede determinar el desechamiento del caso o bien que se le procese por el delito de lesiones que tardan en sanar más de 15 días.

“En cualquier opción mi cliente sale libre, pues las lesiones, incluso las que tardan en sanar más de 15 días, se consideran un delito que no amerita prisión preventiva”, explicó.

Deja un comentario