INVESTIGAN A TRES CURAS ACUSADOS DE PEDERASTIA

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

MATAMOROS, Tamaulipas.- Víctimas de abusos sexuales denunciaron a tres sacerdotes de la Diócesis de Matamoros, mismos que ya son investigados por la la Fiscalía General del Estado de Tamaulipas (FGET).

El obispo de Matamoros, Eugenio Lira Rugarcía, confirmó los casos de pederastia cometida por párrocos en la frontera. Aunque no mencionó la identidad de los acusados, ni las ciudades donde estuvieron, sí dio a conocer que los tres ya fueron separados de la Iglesia.

“Personas ahora adultas me informaron que cuando eran menores fueron víctimas de abuso sexual por parte de algunos sacerdotes. Después de recibir su testimonio, al considerarlo creíble, procedimos a dar noticia a las autoridades”, dijo el obispo entrevistado vía telefónica.

La Diócesis fronteriza está integrada por los municipios de Matamoros, Reynosa, Camargo, Díaz Ordaz y Río Bravo, Valle Hermoso, San Fernando y Villa de Méndez. Son sesenta parroquias, cinco cuasiparroquias y siete rectorías.

Son cuatro casos de abusos sexuales, dado que uno de los tres sacerdotes es acusado por dos personas. Monseñor Eugenio Lira detalló que los hechos sucedieron hace aproximadamente entre 15 y 20 años. La Diócesis ofrece a las víctimas acompañamiento psicológico y espiritual, dijo el obispo.

De acuerdo al artículo 12bis de la Ley General de Asociaciones Religiosas y Culto Público, “los ministros de culto, los asociados y los representantes de las asociaciones religiosas, incluyendo al personal que labore, apoye o auxilie, de manera remunerada o voluntaria, en las actividades religiosas de dichas asociaciones, deberán informar en forma inmediata a la autoridad correspondiente la probable comisión de delitos, cometidos en ejercicio de su culto o en sus instalaciones”.

El obispo Lira Rugarcía indicó que al conocer y verificar los testimonios, la Diócesis desarrolló el proceso canónico que culminó con la pérdida del estado clerical de los tres acusados.

“Si por desgracia existiera algún caso, los afectados pueden acudir a presentar su denuncia directamente ante las autoridades de procuración de justicia o ante la Diócesis”, expresó el obispo de Matamoros.

En la Diócesis de Matamoros opera un Consejo Operativo de Protección a Niñas, Niños, Adolescentes y Adultos Vulnerables, que cuenta con el programa “Iglesia segura para todos”, que abarca protección en balaceras, seguridad emocional y sexual, entre otros temas.

El pasado 31 de enero, la Diócesis de Brownsville confirmó que el párroco Salomón David Sandoval, quien estuvo asignado en la parroquia del municipio de Hidalgo en 2002, abusó sexualmente de menores de edad.

Hace 17 años, el presbítero fue detenido por ser responsable de abusos sexuales contra un menor de edad. La publicación de la lista de 14 agresores por la entidad del sur de Texas devela que el hombre cometió el mismo delito en el Valle del Río Grande.

En Tamaulipas, el sacerdote Sandoval fue acusado penalmente de violación por la familia de la víctima. El delito fue comprobado judicialmente y la Iglesia expulsó al hombre. Sin embargo, se desconoce si fue sentenciado por el hecho.

“Ninguno de los miembros del clero están en el ministerio activo en la Diócesis de Brownsville. Es importante tener en cuenta que en varios casos hubo una brecha entre el momento del abuso y el momento en que se informó por primera vez la denuncia”, refirió la Diócesis de Brownsville.

Deja un comentario