Repara Comapa sólo uno de catorce kilómetros con riesgo de hundimiento

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Muy lento avance registra la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (Comapa) en la reparación de las líneas de drenaje que generan riesgos de hundimientos, manteniendo en peligro de socavones un amplio sector del municipio de Ciudad Madero.

Por medio de la supervisión de equipo georadar se estableció de manera preliminar que en 14.5 kilómetros de la calles maderenses hay riesgo de desplome, pero en un año y dos meses solamente se ha atendido un promedio de un kilómetro, concretamente en la Calle 10, el resto sigue pendiente.

El asesor técnico de la alcaldía, Sergio Jiménez Hernández, aseguró que “el municipio aportó la información a la Comapa sobre las zonas de riesgo y en base a ello estableció una estrategia para distinguir esos 14.5 kilómetros de problemas, pero llevan reparado no más de un kilómetro”.

El municipio de Ciudad Madero por medio de la secretaria técnica, estableció los daños en 14.5 kilómetros, de los cuales han quedado rehabilitados 6.8% -que representa un kilómetro- y los restantes 93.1% -13.5 kilómetros- siguen en espera.

Las necesidades de cambios de piezas, tuberías o reparaciones se establecieron en sistemas de presión con fugas, conexiones, coyunturas y sistemas de bombeo, “hasta que no se renueven estos y el sistema sea presurizado de manera normal surgiendo otros problemas”.

Se establecieron necesidades de atención catalogadas como urgentes en la colonia Ampliación de la Unidad Nacional, Jardín 20 de Noviembre, Tinaco y Obrera, así como en la Calle 10, Segunda Avenida y avenida Madero, entre otras vialidades de esta municipalidad, donde se han registrado ya varios hundimientos.

El último hundimiento de consideración se registró el pasado 4 de octubre a las 13:25 horas en la calle Niños Héroes, entre Saltillo y Ramos Arizpe de la colonia Lázaro Cárdenas, cuando un camión recolector de basura de una empresa particular fue literalmente tragado por la tierra. El 12 de octubre hubo otro menor en el mismo sector, en las calles Sor Juana Inés de la Cruz y Doña Cecilia.
ç
Jiménez Hernández estableció como urgente que la Comapa retome el convenio de trabajo y colaboración con la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) para seguir con las revisiones subterráneas inconclusas apoyados con el equipo de georadar.

 

Durante la primera fase de uso el pago de servicio fue de aproximadamente 116 mil pesos, estableciéndose las zonas precisas en que se debían realizar trabajos de reparación de las líneas al detectar fugas, desgastes y deslaves bajo el concreto.

“El convenio es en específico con la Comapa, que es el responsable del mantenimiento y distribución de agua potable y alcantarillado, el municipio viene siendo el afectado y debe exigir que esto se dé”, expuso el integrante de la Facultad de Ingeniería.

Respecto al ofrecimiento del Sistema Geológico Mexicano para realizar supervisiones en el subsuelo de Ciudad Madero, no se concretó ante la imposibilidad de los expertos para viajar a la zona.

 

 

  • Antonio Sosa

Deja un comentario