Dos Jóvenes desaparecidas en 2 días seguidos

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dos jovencitas, una de la zona norte de Tampico y la otra de Ciudad Madero, se encuentran desaparecidas en situaciones por separado, al ausentarse de sus respectivos domicilios, motivo por el que sus padres las buscan afanosamente y solicitan el apoyo de la población para tratar de encontrarlas.

El primer caso fue denunciado por la pareja que forman José de Jesús Ramírez e Irma del Ángel Acosta, con domicilio en avenida Las Torres esquina con calle Palma No. 701 de la colonia Del Bosque, quienes desde el pasado martes no tienen noticias de su hija Katya Arely de Jesús del Angel, de apenas 14 años de edad.

Explicaron que el pasado martes alrededor de la una de la tarde ella salió del domicilio familiar para dirigirse a la posada de la Escuela Secundaria Federal Número 6 “Ignacio Ramírez” de la colonia Natividad Garza Leal, donde cursa sus estudios en el tercer grado grupo “J”.
Inexplicablemente la menor ya no regresó a su casa, motivando la preocupación de sus padres, quienes refirieron que su hija no cuenta con teléfono celular ni tiene algún novio, y ante su ausencia acudieron con las amigas para cuestionarlas, pero estas dijeron no haberla visto.

Debido a que la adolescente no se ha comunicado con ellos y ante el temor de que corra algún peligro, decidieron solicitar el apoyo de la población, para en caso de que la identifique en algún sitio se los comunique al número de teléfono celular 833-328-67-61, añadiendo que los hechos ya fueron denunciados ante las autoridades.

DESAPARECIDA EN MADERO
Los familiares de la jovencita Galilea Orduña, de 15 años, también solicitan el apoyo de la ciudadanía para encontrarla, ya que desde la tarde del miércoles salió de su casa y al momento no ha regresado.
Se agradecerá cualquier información que se pueda brindar sobre su paradero al número telefónico 833-119-37-44 con su señora madre Sandra Orduña, quien argumenta que su hija viste blusa a rayas que se aprecia en la foto.

Otilio Núñez

Deja un comentario