Decenas de niños intoxicados por pollo en mal estado

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Secretaría de Salud a través de la Jurisdicción Sanitaria No. 5 atendió a 36 personas que resultaron intoxicadas ayer en Tamuín por comer ensalada de pollo en una fiesta navideña, lo que al parecer fue porque la carne estaba en mal estado.

El jefe de la citada Jurisdicción Sanitaria, Adrián Castillo Morales, indicó que fueron 36 personas a las que se les dio seguimiento clínico por una intoxicación alimentaria en la comunidad El Carrizal, perteneciente al municipio de Tamuín, de las cuales siete permanecían esta mañana en observación, con manejo clínico mediante soluciones de hidratación en el Hospital Básico Comunitario de Tamuín.

Agregó que estas siete personas han evolucionado favorablemente y podrían salir del hospital una vez que sean valoradas por el médico. Las 29 personas restantes fueron dadas de alta ayer mismo por presentar mejoría notable y fueron enviadas a casa con hidratación oral para recuperación plena.

Se confirmó que fueron 33 niños y niñas del segundo grado de la escuela Primaria “Belisario Domínguez”, un adolescente y dos adultos que presentaron síntomas de dolor abdominal, vómito y diarrea a partir del mediodía, poco después de haber ingerido ensalada de pollo en una celebración navideña, por lo que se trasladaron al Hospital Básico cerca de las siete de la noche, donde se les atendió inmediatamente con medicamento e hidratación.

Confirmó que desde ayer en la noche una brigada de Coepris en conjunto con Epidemiología de la Jurisdicción se trasladaron al lugar para verificar el manejo higiénico del alimento, buscar el origen de la intoxicación y, lo más importante, verificar sanitariamente el producto en su lugar de adquisición, es decir, que cumpla con la orden de verificación sanitaria y, si requiere, aplicar medidas correctivas; en las casas de las personas afectadas se da seguimiento, asesoría, opinión técnica y programan seguimiento posterior.

Deja un comentario