HIERE A SUS DOS HIJOS

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

– Un empleado y sus dos hijos menores de edad resultaron lesionados, pues al  conducir una camioneta a exceso de velocidad y bajo los influjos del alcohol perdió el control del volante y tras abandonar el área de rodamiento, se estrello contra un árbol de ornato una malla y un poste de concreto.

Estos hechos que pudieron terminar en tragedia se registraron la madrugada de ayer  sobre el Libramiento Naciones Unidas y cruce con el Eje Vial Lázaro Cárdenas.

A bordo de dos ambulancias los paramédicos de la Cruz Roja se trasladaron al sitio para atender a dos menores de 2 y 10 años de edad, quienes fueron llevados al hospital Infantil debido a que resultaron policontundidos.

Así mismo, los socorristas le brindaron los primeros auxilios al padre de los niños Juan Carlos Vázquez Aguilar de 33 años de edad.

Esta persona residente de la Colonia Américo Villarreal Guerra  tenía múltiples heridas en la frente y lesiones en el  tórax que le ameritaron su viaje al área de urgencias del hospital General.

A través de las investigaciones hechas por los elementos de Tránsito y Vialidad se logro establece r que Juan Carlos manejaba una camioneta Ford F-150 color negra en compañía de sus dos hijos.

Una persona que llegó al sitio explicó que momentos antes del percance el empleado había peleado con su esposa.

Ebrio y enojado, levanto a sus hijos y se los llevo de la vivienda a toda velocidad.

Al circular de poniente a oriente sobre el libramiento Naciones Unidas justo  a la altura de las vías del ferrocarril perdió el control, declina a su izquierda y trepa el camellón central.

Al tratar de incorporarse de nuevo a la arteria, cruza hacia la derecha y se estrella contra un poste de concreto propiedad de la Comisión Federal De Electricidad y un árbol con el que destrozo la parte frontal de la pick Up.

En la descontrolada carrera el ebrio conductor también daño la malla de un terreno propiedad de un matrimonio de la tercera edad, quienes confirmaron que la camioneta venía a más de 100 kilómetros por hora cuando sobre vino el choque.

Fueron ellos quienes llamaron al número de emergencias y solicitaron el arribo de los cuerpos de auxilio mediante una llamada al 911.

Al final la unidad fue remolcada por una grúa particular al corralón.

 

 

 

ALEJANDRO DÁVILA

Deja un comentario