¡”FOCOS ROJOS”! EN POZA RICA

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

POZA RICA,VERACRUZ.Poza Rica es un “foco rojo” en agresiones contra periodistas en Veracruz, desde amenazas hasta asesinatos se han estado presentando frecuentemente y aunque se han interpuesto denuncias, al menos diez casos siguen sin esclarecerse.

En 2005, el director general de “La Opinión”, Raúl Gibb Guerrero, fue asesinado a balazos en el interior de su camioneta en la carretera a Santa Águeda, sin que hasta a la fecha se haya esclarecido el caso.

Nuevamente dicho medio de comunicación enfrenta una agresión, ahora en agravio del jefe de Redacción, Armando Arrieta Granados, cuyo ataque a balazos lo mantiene gravemente herido en un hospital del IMSS en Veracruz, hasta a donde fue trasladado desde Poza Rica.

Los casos de agresiones en esta ciudad son constantes: el 14 de mayo del 2016 el reportero y excorresponsal de Tv Azteca, Manuel Torres, fue asesinado a balazos cuando transitaba en una de las calles de la colonia Cazones de esta ciudad, frente a la delegación de tránsito y vialidad.

En abril del mismo año, la reportera del semanario “Realidades”, Noemí Céspedes, fue agredida por una funcionaria en el municipio de Coyutla, en un hecho en el que hubo agresiones verbales y físicas.

En agosto del 2016 también la reportera Lucia López Castillo fue agredida a balazos en el patio de su vivienda por un sujeto no identificado que la puso en riesgo de muerte y la ha dejado hasta el momento alejada de la vida laboral.

En noviembre del año 2014 la reportera Janet Gómez también fue agredida y amenazada por una empresaria constructora, hecho que aún se encuentra en constantes audiencias sin que se dé una resolución.

En octubre del 2014, también el reportero Macaro Agustín García denunció agresiones y amenazas en su contra por parte de un ex diputado federal, caso que también fue registrado y en el cual intervino la CEAPP.

Para agosto del 2015 las instalaciones del Semanario “Presente”, en la colonia Ichante, fueron atacadas a balazos y unidades incendiadas, hecho que fue denunciado ante las autoridades correspondientes.

Desde el año 2012, a la fecha tampoco se conoce el paradero del fotoreportero, Miguel Morales Estrada, uno de los casos que no se ha esclarecido pese a que han pasado varios años desde su desaparición.

Aunque los casos mencionados han sido denunciados, no existe avance en su esclarecimiento, continúan como registros en carpetas de investigación que la Fiscalía General de Justicia en el Estado no ha agotado ni resuelto.

Deja un comentario