HIJOS DEL “CHAPO” PELEAN AL CJNG EN EU EL NEGOCIO DE LA HEROINA

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

screen-shot-2016-09-25-at-14_09_27CD DE MEXICO.Los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán y el cártel Jalisco Nueva Generación están peleando por el control del tráfico de heroína de Estados Unidos, aseguró un portavoz de la DEA, a la agencia Efe.Sin Embargo publicó que aún cuando El Chapo está encarcelado y puede que haya sido sacado de su liderazgo, sus hijos están “muy envueltos en la actividad criminal del cártel de Sinaloa, que actualmente sigue siendo una de las mayores amenazas” para el país del norte”.
“El tráfico de heroína se ha incrementado a pesar de la captura de El Chapo y la posibilidad de que sea extraditado a territorio estadounidense”, según destacó uno de los portavoces de la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA), Russell K. Baer.
“En concreto, el agente de la DEA apuntó como cabecillas de una de las facciones del cártel de Sinaloa a dos hijos de El Chapo: Iván Archivaldo Guzmán, conocido como El Chapito, y Jesús Alfredo Guzmán, alias El Alfredillo, quien en agosto fue secuestrado y luego liberado por el Cártel de Jalisco Nueva Generación.
El portavoz de la agencia señaló que el CJNG está empujando y en ocasiones enfrentándose en Estados Unidos a la agrupación delictiva de Sinaloa, que sigue siendo la que más droga comercializa en ese país.
“De esta forma, la lucha que los dos cárteles libran en México, se vive también en Estados Unidos, donde el cártel de Jalisco (una escisión del cártel de Sinaloa surgida en 2010), ha aumentado su riqueza, su influencia y su capacidad para traficar con drogas”.

En los últimos años, según la DEA, los carteles mexicanos han llegado a ocupar el lugar que detentaron en el vecino país, durante décadas el colombiano cártel de Medellín y luego el extinto cártel de Cali.
Históricamente, el mercado de la heroína en Estados Unidos ha estado dividido a lo largo del río Misisipi, con los territorios del oeste ocupados por la heroína mexicana de polvos marrones o con aspecto de “alquitrán negro” y con los mercados del este repletos de heroína en polvo blanco.
Esa heroína blanca provenía primero de Asia y entre 1997 y 2010 ya sólo de Sudamérica, a veces de Colombia, según detalla la DEA en su último informe, publicado en junio.
No obstante, en los últimos años, los carteles mexicanos han aprendido a fabricar heroína blanca y han llegado a convertirse en los narcotraficantes más poderosos de algunas ciudades del este de EU, como Chicago, Filadelfia y Washington, un dominio que casi ha borrado esa tradicional línea de separación en el río Misisipi.
Su nuevo poder en el mercado de la droga es tal que, en 2014, el 79 por ciento de la heroína analizada por la DEA provenía de México.
Con las bandas colombianas casi borradas del mapa, los criminales mexicanos han encontrado en China a un aliado inesperado para el tráfico de drogas, según alerta el agente Baer.
Añadió que los criminales de México y China están haciendo llegar a Estados Unidos fentanilo, un potente analgésico que es entre 30 y 50 veces más potente que la heroína y al que se responsabiliza de causar la muerte por sobredosis en junio del célebre músico Prince.
“El fentanilo está siendo manufacturado principalmente en laboratorios de China de manera clandestina. Creemos que está siendo manufacturado a lo largo de México también. Estamos viendo a los cárteles mexicanos trabajando junto a colaboradores chinos, para hacer llegar heroína y fentanilo a nuestro país”, denunció Baer.
Con el fin de atajar el problema, recientemente, 14 miembros de la DEA, entre los que se incluye su jefe de operaciones John Riley, viajaron a Pekín y a otras provincias chinas para reunirse con una delegación de funcionarios chinos de alto nivel.
Esa delegación China volvió a Estados Unidos “estos últimos días” y mantuvo más reuniones con miembros del Gobierno, según detalló Baer.
En su nuevo informe, publicado en junio, la Agencia Antidrogas de EU resalta que la “amenaza” que representa que la heroína se haya incrementado desde 2007 y que, sólo en 2014, 10 mil 574 estadounidenses murieron por sobredosis relacionadas con esa droga, que parecía un mal del pasado.
Según las autoridades, las sobredosis por heroína y otro tipo de drogas matan a más estadounidenses que las armas de fuego o los accidentes de tráfico.

Deja un comentario