EN ALTAMIRA,CARCAMOS CONTAMINAN SISTEMA LAGUNARIO

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

CARCAMOS

ALTAMIRA,TAMPS. La Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (COMAPA) de Altamira pasa por serios problemas que podrían detonar en focos latentes de contaminación hacia el entorno y daños al ser humano, ya que no ha resuelto la situación de cárcamos situados en la Ciudad, expuso el regidor Alberto Saucedo Cervantes, presidente de la comisión de obras públicas.

Reconoció que cárcamos como la colonia Nuevo México, Ampliación Adolfo López Mateos, Ganadera en el sector Tampico-Altamira y en la zona centro entre la calle Tamaulipas y sin nombre de Altamira presentan severos problemas de azolve de aguas negras.

Resaltó que en el municipio existen 34 cárcamos, de los cuales Comapa activaría un programa de automatización para evitar este tipo de saturación de residuos, sin embargo el problema persiste.

“Es un problema muy constante, según COMAPA trae un programa que se llama automatización de cárcamos, los cuales van a equiparlos de electroniveles para que de manera muy puntal se activen los motores que realizan el desalojo de las aguas y de manera automática se pueda desalojar de manera puntual”, dice.

Agregó que “desgraciadamente en muchos cárcamos existe la fuga de aguas negras y lo más preocupante es que todas esas aguas negras vierten en canales de cielo abierto hacia los cuerpo lagunarios”.

Por lo que exhorto a la Comisión Nacional del Agua (CNA) para que intervenga con un monitoreo constante del sistema lagunario de la urbe industrial a fin de detectar que los derrames de aguas residuales no afecten, por el suministro de agua a la población.

“Tenemos los casos de la ampliación López Mateos, Colonia Ganadera donde hay cinco cuadras afectadas más de 200 familias, en la calle Venustiano Carranza, Nuevo México, un cárcamo en el ejido Francisco I Madero, Santa Elena, son los que han presentado aguas negras en las calles, es un problema muy latente que no se ha podido abatir”, expuso Saucedo Cervantes.

Uno de los cárcamos identificados que vierten las aguas negras de manera directa al vaso lacustre que suministra agua “potable” a familias altamirenses es que se ubica a un costado del mercado municipal, sobre la calle Tamaulipas y sin nombre, “este cárcamo emana residuos que escurren hacia la Laguna de Champayán al tiempo que se construye una calle de igual forma taponaría el azolvamiento de las aguas negras”.

Deja un comentario