PEÑA NIETO Y SU GOBIERNO INTERVINIERON PARA LIBERAR A MOREIRA EN ESPAÑA

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Screen Shot 2016-02-22 at 10_21_30MEXICO,D.F. diario español El País, la administración del presidente Enrique Peña Nieto puso a disposición del ex gobernador de Coahuila toda la maquinaria diplomática y legal de su embajada en España para intentar conocer su situación hasta el más mínimo detalle, atender a su familia y sacarlo de la cárcel.

La intervención más notable se registró el 21 de enero pasado, día en el que el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, resolvió dejar en libertad a Moreira.
En dicha jornada, la procuradora general de la República, Arely Gómez, llamó por teléfono a su homóloga Consuelo Madrigal, fiscal general del Estado, para solicitar información sobre la posición de los fiscales españoles.
“Le respondió que el caso está bajo secreto de sumario, que no podíamos darle ningún detalle y que la posición de la fiscalía es que ese señor debía permanecer en la cárcel porque los delitos eran muy graves”, relató un portavoz de la Fiscalía.
Humberto Moreira fue capturado en un aeropuerto madrileño el pasado 15 de enero, cuando regresó a España y estaba por trasladarse a Barcelona, lugar donde se estableció tras haber sido investigado en México por un desfalco cuando fue gobernador en Coahuila. En tierras catalanas, consiguió un máster en la Universidad Autónoma y vivía en un chalet de lujo, con renta de 3 mil euros al mes.
El mismo día de la detención, los funcionarios de la embajada de México en Madrid recibieron órdenes para que apoyaran a la familia de Moreira y conseguirle abogados prestigiosos que defendieran al ex presidente del PRI.
Así fue como los familiares de Moreira quedaron hospedados en el hotel Vincci Soho, donde habitualmente se alojan autoridades mexicanas, se detalla en El País.
De acuerdo a fuentes policiacas, citadas por el rotativo español, el mismo día de la detención la Policía Nacional recibió varias llamadas de funcionarios de la PGR, adscritos a la embajada, que buscaban conocer qué indicios o cargos había contra el ex líder priísta.
“Estaban muy interesados, pero no se les dijo ni pío”, subrayó la fuente.
El silencio de la policía española y no haber recibido aviso sobre la detención causó molestia entre los diplomáticos mexicanos, quienes conocieron el caso por la prensa digital española.
El 18 de enero, el cónsul de México en Madrid arribó a la prisión de Soto del Real para visitar al reo, mientras que se ofreció el caso al abogado Manuel Ollé.
Otra muestra de que la embajada se volcó en el caso de Moreira fue que sus chóferes recogieron en el aeropuerto madrileño a Ulricht Richter, el abogado mexicano que también defendió al ex mandatario.
“Toda la embajada estuvo volcada en Moreira como nunca había ocurrido con otros detenidos”, agrega otra fuente citada por El País.
Otro intento por conocer detalles de las acusaciones contra Humberto Moreira se registró con un escrito enviado por la embajada mexicana al juez Pedraz, encargado del caso.
En el documento, se solicitó información como los delitos sobre los que se investigaba a Moreira, cuanto duraría el secreto de sumario, el resultado de la audiencia celebrada el día 22; si fue decretada la prisión preventiva o la libertad bajo fianza; y el tiempo que puede durar la instrucción del caso. La respuesta del juez realizó una respuesta protocolaria, según fuentes judiciales.
Tras absolver a Moreira, el ex gobernador dejó España el 3 de febrero.
Ya en México, se proclamó inocente. Mientras que una fuente de la fiscalía destacó: “se ha marchado sin su teléfono y su Ipad que todavía estaban en poder de la Policía. Parece que tenía mucha prisa”.

Deja un comentario