EL NARCO,VIVE EN MEXICO POR LA CORRUPCION DEL GOBIERNO

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Screen Shot 2015-10-22 at 13_01_01

MEXICO,D.F. El narcoterror acecha la Ciudad de México. Esta semana los capitalinos han sido testigos de escenas macabras como cuerpos colgados en puentes, hombres calcinados y ejecutados con narcomensajes para el Jefe de Gobierno. La premisa de que los cárteles de la droga no operan en la capital del país se desploma.

Un cuerpo colgado de un puente vehicular en Iztapalapa. Un asalto masivo perpetrado por un comando en la colonia Roma. Un hombre maniatado, calcinado y “entambado. Uno más ejecutado con un narcomensaje para el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

El narco acecha la Ciudad de México, la capital del país que por muchos años sus autoridades han presumido como una zona neutra sin presencia de los cárteles de la droga.
Esa premisa hoy está más que en entredicho.

Los hechos violentos “estilo narco” que han ocurrido esta semana en la Ciudad de México han generado zozobra entre los capitalinos tan ajenos a las balaceras y ejecuciones de alto impacto predominantes en los estados del norte del país.

La ola de violencia inició la madrugada del lunes cuando el cuerpo de un hombre –vendado y atado- fue colgado de un puente vehicular en la delegación de Iztapalapa con un mensaje para internos del Reclusorio Oriente.
Ese mismo día un comando irrumpió en un restaurante para robar a una veintena de comensales de un restaurante localizado en la colonia Roma de la delegación Cuauhtémoc. Se llevaron sus bolsas, carteras y celulares.
Esos asaltos masivos eran comunes en ciudades como Monterrey cuando estaba bajo el asedio del Cártel de los Zetas.
El martes el cadáver de una persona maniatada, calcinada, con huellas de tortura, fue encontrado “entambado” en la misma delegación de Iztapalapa.
Ayer miércoles la racha violenta continuó en la capital del país. El cuerpo de un ejecutado fue encontrado con un mensaje dirigido al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera.
“Aquí le vamos a poner a quienes son los que nos an estado amenasando y an matado gente, estan protegidos por el cano e Israel, comandantes del reclusorio oriente, entre ellos protegen a los internos El Pulca, coyotes, esteban”, rezaba el escrito.
El narcomensaje fue firmado por un grupo denominado Gente Nueva del Avispa.
La presencia del narco en el Distrito Federal es cada vez más visible, pese a la decisión de las autoridades capitalinas de seguir negando la existencia de los cárteles de la droga en la capital del país.
El multihomicidio de cinco personas en la colonia Narvarte, la ejecución del dueño de un bar de la colonia Condesa y reporte de balaceras han sacudido a los capitalinos en los últimos meses.
Han ocurrido sucesos como  decomisos de droga en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y balaceras en la terminal aérea, que ponen en duda la versión oficial de que el narco no opera en la capital del país.
Años antes habían ocurrido casos como el secuestro de 13 jóvenes en el bar Heaven de la Zona Rosa, encontrados muertos días después en una fosa en el Estado de México. O la detención de hijos de capos del narcotráfico como Vicente Carrillo Leyva, hijo de Amado Carrillo, “El Señor de los Cielos”, líder del Cártel de Juárez, o de Vicente Zambada Niebla, “El Vicentillo, hijo del Mayo Zambada, socio y amigo de Joaquín “El Chapo” Guzmán.
La PGR informó el año pasado que el Cártel Jalisco Nueva Generación tenía células en la Ciudad de México. Pero este año la dependencia federal retiró de su mapa de cárteles la capital del país.
“Hay una decisión política federal y local, por supuesto, de tener aunque sea de manera ficticia y, como ilusión, una zona neutra”, señala  Juan Martín Pérez García, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México.
Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la organización Alto al Secuestro y una de las activistas más importantes en temas de inseguridad y delincuencia, considera que en el Distrito Federal sí hay presencia de la delincuencia organizada, aunque lo nieguen las autoridades.
“Yo creo que en el DF sí hay delincuencia organizada, creo que indirectamente el doctor Mancera ya lo aceptó y aquí yo creo que esa discusión ya está más que rebasada; si él tenía una duda, con el cartel que le dejaron ahí en la persona que apareció muerta, creo que ya no le queda ninguna duda.
El día de ayer Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno, aseguró que la Procuraduría capitalina dará con los autores de estas ejecuciones de alto impacto que se han registrado esta semana.
“Vamos a estar con una sobrevigilancia en todos los espacios, pero con estos ‘amigos’, vamos a dar con ellos”, aseguró el Jefe capitalino.
Una burbuja llamada DF
Es como un cuentito, una historia, una fábula… La Ciudad de México es una burbuja que no se contamina con el cochinero del crimen organizado.
Es la versión oficial.
Así lo maneja la autoridad capitalina y la Procuraduría General de la República (PGR): en el Distrito Federal no operan los cárteles de la droga.
Así lo explica Juan Martín Pérez García, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim): Todos los escenarios de violencia armada necesitan una zona neutra, al menos en el discurso oficial.
“Hay una decisión política federal y local, por supuesto, de tener aunque sea de manera ficticia y, como ilusión, una zona neutra. Todos los conflictos militares, de todo orden, necesitan una zona neutra, en todos los países, esto es un criterio de guerra”, afirma el experto en temas de violencia.
En México, esta ficción, esta ilusión, este oropel, esta fantasía, se llama Ciudad de México.
“En todos lados se requiere una zona neutra, que es donde guardas a tu familia, que es donde tienes la posibilidad de hacer pactos y la Ciudad de México, por estar aquí los Poderes de la Federación concentrados, se tiene que generar y sostener a toda costa esta ilusión de zona neutra, lo cual no es cierto”, asegura.
Es como conseguir una moneda de tres pesos o tapar el Sol con un dedo. A la Ciudad de México llegan cargas y cargas de droga en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), donde apenas en septiembre encontraron una tonelada de cocaína negra, a la que se le pone un tratamiento químico para que se confunda con otra sustancia y luego se le procesa para que retome su color original.
“Hay una ficción necesaria de crear una zona neutra en este país, es decir, hay un incremento del dominio territorial del crimen organizado en todo el territorio, pero se necesita, como en todos los países donde hay violencia armada, un acuerdo político, a veces no necesariamente que se reúnan y lo definan. Es un acuerdo fáctico para tener una zona neutra”, afirma el especialista.
El asesinato de cinco personas en la colonia Narvarte estuvo vinculado en un principio con el cártel de Los Zetas. Luego dijeron que no.
Así es el análisis del crimen organizado en México, como dicen una cosa dicen otra. Alguna vez la PGR reconoció que en la Ciudad de México operaba el Cártel Jalisco Nueva Generación pero luego se desdijo.
En los mapas del crimen de 2014 y 2015 -ambos en poder de esta revista se aprecia que a la parte del cártel de Nemesio Oseguera “El Mencho” se lo tragó la tierra. Se esfumó.
En el año 2014 la Procuraduría General de la República reconoce que en el DF opera una parte del Cártel de Jalisco Nueva Generación y que “no se identifican grupos o pandillas vinculadas con la organización”. Es decir, lo ubica entonces como un cártel sólido del que no se desprenden subgrupos y opera, además de en la capital de la República, en Jalisco, Colima, Michoacán, Guanajuato, Nayarit, Guerrero, Morelos y Veracruz.
En la última versión, otorgada hace un mes, el mapa del crimen ya no reconoce la operación del CJNG en la capital del país.
Ninguna de las otras ocho organizaciones delincuenciales reconocidas por la PGR operan en la capital de la República. En el mapa del crimen, el DF aparece como un punto en blanco.
“Es imposible que la Ciudad de México en una burbuja frente a un escenario de un país en el que el narcotráfico define los rumbos. Obviamente, tiene que ver con una ficción necesaria, políticamente cuidada, tan sólo imagínense el peso político que representaría para la Federación, además, para la Ciudad de México, reconocer que aquí los tenemos, que operan los corporativos de los distintos grupos criminales”, manifestó .
“La Ciudad de México, que es la capital de los Poderes, que es donde está la Federación, tendría un alto costo político de reconocer que aquí también mandan y administran los distintos grupos criminales”, afirmó el experto.
Solamente de algunos años a la fecha la presencia de los cárteles de la droga se ha hecho presente. En 2008, fueron detenidas 11 personas tras un operativo en tres casas de zonas residenciales del Distrito Federal, como Jardines del Pedregal y Romero de Terreros.
La autoridad encontró tras una cacería de tres semanas, lanzagranadas, armas, máquinas para contar el dinero y droga. Los hombres, que supuestamente estaban al servicio de Joaquín “El Chapo” Guzmán para el cártel de Sinaloa, vivían en esas casas con muebles estilo virreinal y televisores de 50 pulgadas, hasta que un operativo los agarró dormidos en enero de 2008 alrededor de las 4 de la mañana y unas horas después llegaron los reporteros.
Los detenidos conformaban tres grupos al servicio del Arturo Beltrán Leyva, quien entonces encabezaba a la organización criminal en la Ciudad de México. La policía encontró chalecos antibalas con la leyenda F.E.D.A. Eran las Fuerzas Especiales de Arturo.
El experto de la Redim, con base en la operación de calle que realiza con niños que son reclutados por las bandas del crimen organizado, afirma que hay un triángulo en donde se acentúa la incidencia de delitos del orden federal por parte de jóvenes, entre los territorios de Gustavo A. Madero, Iztapalapa y Ciudad Nezahualcóyotl.
“Creo que sería muy importante reconocerlo, el que vivamos la ficción de que aquí es zona libre de narcotráfico deja en desprotección, como lo estamos viendo en las cifras, a las y los adolescentes”, asevera.

Deja un comentario