VAN DIEZ MUERTOS POR TERREMOTO EN CHILE

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

MEXICO,D.F. Miles de habitantes del norte de Chile amanecieron este jueves en las calles ante el miedo provocado por el terremoto de 8.3 grados Richter registrado la noche del miércoles pasado que ha dejado al menos diez personas muertas y que obligó a la evacuación de un millón.

Al terremoto le han seguido unas 30 réplicas y un tsunami que en la caleta de Tongoy provocó que el agua penetrara unos 500 metros tierra adentro.

De acuerdo con la agencia AP, las zonas más afectadas fueron Illapel, ubicada 280 kilómetros al norte de Santiago, el puerto de Coquimbo y la ya mecionada localidad de Tongoy, 430 kilómetros al norte.

Por el tsunami, Coquimbo resultó la ciudad más afectada. Se estima que ahí el agua penetró unos 70 metros hacia zonas pobladas, mientras que en el balneario de Concón, 130 kilómetros al noroeste de Santiago, también ingresaron olas del tsunami hacia la ciudad, informó su alcalde Oscar Sumonte.

Durante la madrugada de este jueves, las autoridades levantaron la alerta de tsunami en 3 mil 900 kilómetros de litoral del país, y dejaron vigente la evacuación sólo en las regiones de Tarapacá y en la ciudad de Coquimbo, en el norte.

El gobierno de Michelle Bachelet las declaró zonas de catástrofe para facilitar el envío de fondos.

La noche del miércoles sólo se había reportado la muerte de una persona que fue aplastada por una pared en un restaurante pero conforme fueron avanzando las horas, la cifra se elevó a diez “baja, muy baja” en relación con otros fenómenos de esta magnitud, afirmó el ministro del Interior, Jorge Burgos.

Denis Cortés, alcalde de Illapel, relató que el transporte paró debido a los derrumbes, que se registró la caída de cables de electricidad y muros y en un cementerio que fue destruido muchas tumbas quedaron abiertas por lo que declaró emergencia sanitaria. En un balance preliminar, estimó entre 10 mil y 35 mil el número de habitantes afectados.

La mañana de este jueves empezaron a brotar los daños que no se pudieron observar en la oscuridad de la noche y por la falta de energía eléctrica.

En la región de Tarapacá, al norte del país, se cancelaron las clases aunque en Santiago, donde no se ha informado de daños, las autoridades educativas indicaron que habrá clases normales.

El tren subterráneo suspendió actividades por precaución, en plena hora pico, y reanudó el servicio tras una revisión de las vías. En el aeropuerto las autoridades descartaron daños estructurales aunque suspendieron temporalmente los vuelos por seguridad.

El sismo se produjo en el Pacífico a las 19:54 hora local, con epicentro 280 kilómetros al norte-noroeste de Santiago y a 55 kilómetros al oeste de Illapel. Tuvo una profundidad de cinco kilómetros, según sismólogos estadunidenses.

El sismólogo Sergio Barrientos indicó que el movimiento de las placas tectónicas de Nasca y Sudamericana provocó una ruptura de unos 200 kilómetros, lo que –dijo– hace suponer que se registrarán muchas más réplicas.

VAN DIEZ MUERTOS

Deja un comentario