EXPRESIDENTE GUATEMALTECO DICE QUE EL RECHAZO SOBORNO DEL CHAPO,..SI QUIERE SALIR INOCENTE QUE LO JUZGUEN EN MEXICO

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

GUATEMALA. El ex Presidente guatemalteco Otto Pérez Molina aseguró que rechazó un soborno de Joaquín “El Chapo” Guzmán cuando lideró la captura del famoso narcotraficante mexicano en la década de 1990.

Pérez negó en la audiencia transmitida en cadena nacional haber recibido dinero de una red de defraudación denominada “La Línea” y dijo que 10 veces más le ofreció en 1993 el narcotraficante mexicano y lo rechazó.

 

“No recibí dinero”, dijo el también General.

 

Esgrimió la anécdota para dar ejemplo de su probidad en la audiencia por corrupción.

 

“El Chapo fue capturado aquí la otra vez por un operativo que yo personalmente dirigí”, recordó el ex Mandatario al juez.

 

“Señor juez, le quiero contar que en la década de los 90, yo dirigí una cooperación que permitió capturar al narcotraficante más buscado del mundo”.

 

“Le puedo decir que el ofrecimiento que tuvimos en ese momento de la captura podría subir 10 o 15 veces más lo que ahorita me están señalando a mí. Y lo hubiera podido hacer y no lo hice porque no va con mis principios”, señaló.

 

Pérez dijo que la investigación de la Fiscalía en su contra es inconsistente y habló de su trayectoria militar para demostrar que hay cosas más importantes que el dinero en su vida.

 

“Lo quiero traer a colación porque usted se imagina lo que hizo ‘El Chapo’ en el momento que lo capturamos: lo primero que hizo fue negociar”, agregó sobre la operación que comandó como Coronel para apresar al criminal.

 

Hasta el momento, las investigaciones han presentado pruebas que demostrarían que “La Línea” recaudó al menos unos 3.7 millones de dólares.

 

El 50 por ciento de ese monto habría ido para la cúpula supuestamente integrada por Pérez Molina y su ex vicepresidenta Roxana Baldetti, que está en prisión preventiva.

 

“El ofrecimiento que tuvimos en la captura podía subir 10 o 15 veces más de lo que ahora me señalan a mí y no lo hice porque va contra mis principios”, aseguró el ex Mandatario, que se veía cansado y ojeroso tras varias horas de sesión.

 

Pérez Molina se declaró inocente de todos los cargos, dijo que las pruebas en su contra son débiles y que había mala intención de la Fiscalía, en su descargo durante el segundo día de comparecencia ante un juez que debe decidir si hay suficiente evidencia para llevarlo a juicio.

 

“No pertenezco a esa red denominada La Línea”, aseguró.

 

“No sólo no reconozco, sino que niego esos cargos”, concluyó.

 

Después de presentar su posición, el juez dio paso a preguntas de la Fiscalía, pero Pérez Molina se negó a responder.

 

“Por recomendación de mi abogado no voy a responder ninguna pregunta”, afirmó.

EXPRESIDENTE

Deja un comentario