GUSTAVO TORRES Y SU RELACION CON EL NARCO

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

descargaTAMPICO,TAMPS.  Aparentemente el puerto de Tampico bajo la administración de Gustavo Torres Salinas vive en paz, con tranquilidad y sin el riesgo de que sus pacíficos habitantes sean asaltados, levantados o ejecutados por el C.O. Solo esporádicas noticias de levantados, cuerpos encontrados flotando en alguna laguna, cobros de piso y extorsiones, cierres de comercios por temor a los cobros de cuotas rompen de vez en cuando esa tranquilidad. Al menos es lo que pueden ver y saber los tampiqueños a través de la radio, prensa y televisión. En las redes sociales, la situación es diferente. Cotidianamente los blogueros y twiteros dan cuenta de escaramuzas, persecuciones, muertos, levantados y ejecutados tirados por lugares alejados del centro. Mucho se ha dicho y escrito acerca de la llamada “PAX NARCA” o sea, el arreglo entre los carteles y las autoridades para bajar el nivel de violencia repartiéndose las zonas de influencia y paso de droga. También se ha comentado el financiamiento que el narco empresario Eduardo Vela generosamente brindo a Gustavo Torres para que este financiara su campaña, retribuyéndole con los puestos más lucrativos y de poder como son obras públicas y la Secretaria del Ayuntamiento. Ahora, con la postulación de Mercedes del Carmen Guillen Vicente como candidata a diputada, las aguas vuelven a agitarse y la guerra desatada en el norte de la entidad empieza a llegar al Sur. Gustavo Torres vendió su alma al diablo para llegar a la presidencia. Y el diablo no perdona facturas ni hace excepciones Muy pronto, aunque no es deseable los demonios volverán a desatar el infierno en el Sur, principalmente en Tamaulipas. ¿Quién no recuerda el pasado año, ese martes negro en vísperas de semana santa cuando la metralla, las granadas de fragmentación, las persecuciones a balazos por la Avenida Hidalgo, los colgados y levantados, cuerpos tirados en las aceras y el miedo mordiendo las entrañas de los tampiqueños? “Es una guerra entre bandas rivales” salió a declarar medroso el presidente, como si con palabras pudiera apagar el infierno. Y ese pacto, esa tregua con los demonios pactada por el alcalde está muy cerca de caducar con el consiguiente resurgimiento de la violencia Dios nos agarre confesados…POR EDYFER

Deja un comentario