DIPUTADOS FEDERALES DESVIARON RECURSOS PARA VIAJES Y OBSEQUIOS

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Screen Shot 2015-02-19 at 10.41.21

MEXICO,D.F. La Auditoría Superior de la Federación (ASF) identificó un desvío de recursos en la Cámara de Diputados, para financiar viajes de legisladores, servicios de telefonía celular, comunicación social, estética y peluquería, e incluso regalos, entre otros rubros, durante 2013. En su reporte de resultados de auditoría, el organismo destacó que los propios diputados decidieron aumentarse en forma irregular las partidas a los grupos parlamentarios en 308 millones de pesos, con subvenciones extraordinarias que se repartieron ese mismo año. Pese a lo anterior, la ASF se abstuvo de señalar a algún legislador o funcionario responsable.
En el Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública (IRFSCP) de 2013 , el organismo detalla que de los 6 mil 960 millones de pesos de Presupuesto para la Cámara, dicho órgano legislativo dispuso de una partida extra en el Presupuesto de Egresos de la Federación por 500 millones de pesos, proveniente del Ramo 23. En cuanto al dinero pensado para trabajos de conservación, sólo se ocuparon poco más 394 millones y los 105 millones sobrantes se regresaron a la Tesofe. Del monto ejercido, solo 200.6 millones de pesos, es decir, el 50.8 por ciento, sí se utilizaron en obras de conservación, mantenimiento, reparaciones, compra de mobiliario, equipo, materiales, derechos y licencias.
“Los 193.9 de pesos restantes, 49.2 por ciento, se erogaron en conceptos que no se relacionaron con la conservación y equipamiento del Recinto Legislativo y se amplió el gasto corriente de la Cámara de Diputados”, reporta la ASF como una de las irregularidades en San Lázaro.
De esta forma, los 193.9 millones de pesos que eran para obra física, sirvieron para saldar pagos de comunicación social por 47.8 millones de pesos, pagos de arrendamiento por 25.4 millones de pesos, pasajes y viáticos por 16.5 millones, telefonía convencional por 14.5 millones de pesos y de celular por 3.9 millones.
También se desviaron recursos por 6.9 millones de pesos para adquirir materiales de oficina, alimentos por 4.6 millones, 140 mil pesos en peluquería de los legisladores y 90 mil pesos alimentos por 4.6 millones, 140 mil pesos en peluquería de los legisladores y 90 mil pesos para regalos.  De forma paralela, los diputados acordaron una subvención especial de 250 mil pesos por legislador, para dar un total de 125 millones de pesos al inicio de la 62 Legislatura.
 Así, las subvenciones de las bancadas aumentaron 35.4 por ciento, equivalente a 308.1 millones de pesos, y llegaron a los mil 166.6 millones de pesos en 2013. Ante la opacidad que impera en San Lázaro, la Auditoría Superior de la Federación advirtió: “persiste una limitada rendición de cuentas en el ejercicio de los recursos por concepto de subvenciones, sobre todo si se considera que dicho concepto tuvo ampliaciones presupuestarias netas”.

Deja un comentario