LA “INSENSIBILIDAD” DE LOS FUNCIONARIOS Y POLITICOS,..¡¡PROPICIARON LA VIOLENCIA!!

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Screen Shot 2015-02-01 at 16.12.59

MEXICO,D.F. Definitivamente nuestros políticos no han entendido nada. El país se está desmoronando y ellos siguen sólo preocupados por su hueso personal.
Por ejemplo, les parece que es noticia cuando un diputado decide no lanzarse para gobernador, un senador decide abandonar su partido político, o algunos militantes se engarzan en pleitos al interior del suyo. Entonces hacen conferencias de prensa y declaraciones y medio mundo los entrevista.
Y es que, como esas tonterías son más fáciles de recoger que lo que hay que buscar e investigar en serio, entonces esos “anuncios” terminan por convertirse en noticia.
Pero yo me pregunto ¿Por qué son noticias? ¿A quién le interesa y en qué afecta a los ciudadanos como usted y yo y como millones más?
En cambio, en un rincón de algún diario aparece una notita en la que cuentan que el servicio de hemodiálisis de un hospital del ISSSTE está suspendido y que los enfermos deben peregrinar de un lado a otro de esta enorme y complicada ciudad a ver cuál clínica les hace el favor de darles su tratamiento. Y ¡eso sí que es noticia! Porque son montones de ciudadanos que requieren este servicio, porque las personas que necesitan diálisis corren peligro de muerte si la dejan de hacer, y porque ello afecta a familias enteras que tienen que hacerse cargo de su pariente y llevarlo y traerlo dejando de trabajar o de atender sus asuntos.
Pero nuestros “representantes” parecen no verlo así. Como afirma Javier Marías, uno de los “dogmas” de la actualidad consiste en pensar que lo que a mí me sucede, lo que yo hago o digo es lo más importante, “es un acontecimiento histórico”. “Da la impresión —apunta el escritor español— que las personas necesitan contar con espectadores de todas sus actividades, hasta de las más vulgares. Un síntoma más de la puerilización del mundo”.
El problema es que más allá de que sea pueril y de que no nos interese y hasta nos de flojera, el hecho pone sobre la mesa nuestra realidad, en la que siempre se deja de lado lo importante.
Porque mientras millones de pesos van a sueldos, prestaciones y publicidad para esos políticos (¡véase nada más lo que están haciendo los del IFAI! ¡véase nada más los 5 mil millones de pesos que este año les van a dar a los partidos!), resulta que no hay dinero para lo verdaderamente fundamental.
Por ejemplo, en el caso mencionado, la explicación que dio el director del ISSSTE fue que: “Durante años el organismo dejó de invertir en el mantenimiento de las instalaciones… Que no se les había hecho nada en más de cuarenta años”.
¿Y por qué sucedió esto? Pues porque a nadie le interesa dar dinero ni ocuparse de hacer lo que no luce en los informes de labores.
Esto explica que tantas escuelas públicas se estén cayendo, que en tantos hospitales no funcionan las máquinas o sean muy viejas, que haya tantas calles y caminos llenos de baches, luminarias que no prenden, y suma y sigue, todo lo que nunca recibe mantenimiento. Parte el alma ver imágenes de cómo viven los jóvenes en la Normal Rural de Ayotzinapa, las condiciones de clínicas en las que no hay ropa de cama ni papel higiénico, las calles de tierra encharcadas donde vivía el periodista asesinado en Veracruz. Ofende que a los policías no sólo les paguen muy poco sino que encima tarden semanas en entregarles sus sueldos y aguinaldos o que a las instituciones de cultura no les entreguen su presupuesto, de por sí magro hasta la desesperación. Tan sólo en 2014 quebraron mas de millón y medio de negocios, el dato es del INEGI.
No es necesario decirlo, pero va: estas son las situaciones que explican la violencia en México, pues ¿de qué quieren que vivan las personas? y ¿hasta dónde se puede tolerar tanta humillación e indignidad?
Pero los que gobiernan no lo entienden. De verdad creen que el tema son ellos y sus campañas y sus elecciones y sus pleitos y sus cambios de partido.

Deja un comentario